sábado, 20 de junio de 2009

Otelo, ese otro de Julia del Prado. Comentario de Carlos Lopez Dzur





Otelo, desesperado, suicida, celoso y moro, pero humano... me gusta «ese otro», el que ama, el que es tan humano como otros, autojustificados y acusadores; pero, ¿qué tal el otro, Otelo que sufre, se castiga, se remuerde por los errores que ha cometido, el de los celos por ejemplo, el judío que puede ser el más tierno de los hombres y no el conspirador de la judeofobia.. . abrazos,
Carlos Lopez Dzur

Otelo ese otro

Estoy serena

y también triste
bebo pisco puro
recuerdo a Otelo
que llega a mi boca
para adormecerla
con su cielo beso
de historia conocida
hoy no anda celoso
tierno Otelo
el de esta mi vida
ahora subyugada
por el río que juega
en corriente alterna
por mi patio humedecido.


Julia del Prado (Perú)

miércoles, 3 de junio de 2009

El corazón es una tierra encantada























Un día que esté menos fatigado que hoy,
un día (porque me sobran días
cuando estoy contigo)
tomaré tu mano felizmente
y, con toda paciencia, caminaremos.

Quiero que veas el cielo como es.
No te anticiparé ahora ni lo mínimo.
¡No insistas! Hoy no describo lo que siento.
Al paisaje no hay manera de absorberlo
con los ojos; ni cabría en las palabras
ni en los sonidos al contarlo.

Tienes que ir a explorarlo y asirlo
mano a mano, conmigo; tendría miedo
si te exasperaras y te soltaras de la mía.
Eres una hablante de ese cielo.

El paraíso no quiso perderte.
Eres la criatura más noble, graciosa,
bella, de ese lugar que tengo para tí.

Lo descubrí corazón adentro.
Comencé a saberlo poco a poco
porque vienes, me visitas
y las transformaciones existen,
así, de ese modo, maravillosas.
Los parajes resucitan tus galas.
Se cubren de primavera
y hasta las piedras, los murmullos
del agua de los ríos, dicen tu nombre,
la cristalina estampida de sus ecos,
caminante, ¿sabes?
ante criaturas con tu dulzura
el corazón es una Tierra Encantada.

Carlos Lopez Dzur

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed