miércoles, 18 de noviembre de 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

A veces sucede

***Cuando se lee en otro idioma parece que no es de "uno" :))))


As vezes acontece

Às vezes acontece...
Que se entrega a alma,
E espinhos se obtêm,
Quando se oferece o peito,
E o centro se fere,
e se entrega todo,
e bebemos o fel.

Às vezes acontece,
Que o amor não basta,
Porque só um o sente,
Que a vida é triste,
Porque já nada diverte,
Não há fantasias,
E nas quais crer.

Ás vezes acontece
E nesses momentos pesa tudo tanto,
que nada conforta, nem sequer o dano,
de quem não nos jura a mesma paixão.
E nada interessa...
Nem a simples força que impulsiona o dia a dia,
Nem o canto da ave, brindando alegria,
Nem o vital sentido sem razão

Às vezes acontece,
Ás vezes....
************ ********* ********* *******
tradução: Ana Maria Marya
************ ********* ********* ********* ******
A veces sucede...
que se entrega el alma
y espinas se obtienen,
que se ofrece el pecho
y el centro se hiere,
que se brinda todo...
y bebemos la hiel.

A veces sucede...
que el amor no basta
porque sólo uno lo siente,
que la vida es triste
porque ya nada divierte,
que no hay fantasías
en las cuales creer.

A veces sucede...
y en esos momentos pesa todo tanto
que nada conforma, ni siquiera el daño
de quien no nos jura la misma pasión.
Y nada interesa...
ni la simple fuerza que impulsa el día a día,
ni el canto del ave brindando alegría
ni el vital sentido de la sinrazón.

A veces sucede...
A veces.


Liliana Varela 2007

globalizacion

himno de los nuevos poderosos

Se nos pregunta probando nuestra sabiduría
que vino antes el huevo o la gallina.
así tampoco sabemos que llego antes
la riqueza o la corrupción

El internet y sus grupos, sin duda
es también un bello producto de la globalizacion
pero salvo permitir la libre asociación
no causa ningún daño y podemos denunciar.

Los bancos, no son ricos por el dinero que tienen
sino por el dinero que pueden prestar.
Dinero que entra a circular y al circulo del consumo
solo queda ver quien realmente lo aprovecha

El 14, antes de ayer, se publico en Israel:
19 familias facturan un tercio de la facturacion total del país
El 16, hoy-ahora, leo que director en una de esas familias
es investigado por haber sobornado y obtenido permisos.

Los políticos, todos, en todos lados,
hace rato que están del otro lado,
dando pie con sus leyes
a su propio enriquecimiento personal.

Hace muchos años me acompaña la sensacion
que también los medios de comunicacion
están presos del capital, pues si, también les pertenece.
Lo que leemos, ya no esta libre de intereses.


yossi may 16.02.2006

viernes, 6 de noviembre de 2009

Escala de grises de Julia del Prado


Monumento de Emilio Médina Múñoz


trota una mora serena,
como amazona muy buena
calzando sus botas altas
y una bonita pamela.


La pasea con cuidado
ese caballo tan negro,
que muestra de terciopelo
sus crines recién peinado.


Contra el Sol y sin desmayo
de la señora del viento,
muestra bello monumento
a la mujer,... y al caballo.


Emilio Múñoz Médina de La Mancha

Solo el viento de Ana Lucía Montoya


SOLO EL VIENTO


no me cuentes que hay colores que cantan
que danzan mariposas en el cabello de tu musa
que hay risas que se asoman en domingo
no conozco el domingo ni resto de semana.


en gris y negro se mueve mi luz
soy sombra alargada buscamdo un postigo.


no me cuentes sueños, ni me hables de las rosas
ni de arena blanca, ni de olas galopantes
ni del río correlón, ni de la excitación de la alborada
ni de pájaros canores estrenando el día.


no susurres, me duelen tus susurros...

no más, nunca más lo creas, nadie tocó a tu puerta


solo fue el último grito desconsolado del viento.


Ana Lucía Montoya Rendón


Noviembre 2009

El grito y el murmullo de Elisabet Cincotta



EL GRITO Y EL MURMULLO

el sonido divisa los silencios
esconde la ruta del pasado
embebe de ternura el pensamiento
cierra los ojos
guarda el llanto

nutren el grito y el murmullo
recuerdos que aparecen sin permiso

saben que atrofian el presente
sin embargo permanecen

la luz del día huele a tierra
al fin no habrá sorpresas en su mente

©Elisabet Cincotta


http://misretazosen%20poemas.blogspot.%20com/



Video poema de Glora Eugenia Lemus. Voz de Liliana Varela

martes, 3 de noviembre de 2009

Mario Horacio Aguilar - de MUESTRARIO

Siempre vivirá su obra y que en Paz descance.
Besos
Raquel
Se enamoró de mí virtualmente, tal vez de mi poesía.
Me escribió varios poemas, a parte-citas mías. Jugando le iba mandando pedacitos de mi cuerpo, tal puzzle para que me descubra, se describa: ojos, boca, un lunar en el hombro…y él escribía con mucha pasión, con mucho juego y júbilo fascinación tal niño.

Finalmente este año, hace unos meses en uno de estos viajes a Buenos Aires nos conocimos personalmente, fue a buscarme al aeropuerto, ¡vestido con traje!, un verdadero caballero, con todos esos ademanes, un conocedor de la historia, de la geografía, de los suburbios, hombre de tango si los hubiera!

Desde un ventanal del bar del aeropuerto que daba al riachuelo estuvimos horas y horas conversando, es decir él hablaba, cantaba (era letrista de tango), argumentaba, mezclaba vida con obra, momentos de su accionar político, contó de sus amores, contó de las intimidades más hondas de sus amores, de sus pesares, de sus perspectivas, y yo y yo que fascinada, aprendiéndolo todo me dejaba llevar, entrever por la sombra de sus ojos por el sol de su gesto, si tuviera que escribir un par de palabras que lo adjetivizaran diría: pasional, hondura, con ganas de vivir, frontal, apostador de la palabra hasta la última chirola de por vida. Romántico…

Por pendiente me prometió algunas letras que necesitaba compartirme; por suerte se guardaron algunas fotos juntos de aquél momento, pero la mejor panorámica que me guardo es la del galope de su corazón donde sus ojos me decían desde este bajo continuo hasta este alta interrupción galopada que me da la existencia.

Mario, desde donde estés, mi recuerdo en el amor, como un tatuaje-tu sonrisa seductora- en la piel de mi memoria, queda.

Zijronot lebrajá.

Sensiblemente, Fanny
He leído lo que Mario Horacio Aguilar compartiera, desde 2007, en dos grupos de los que también soy miembro, en Mundo de Poesía y el Club Internacional de Literatura, Periodismo, Artes y Comunicaciones. Intercambiamos algunas opiniones sobre los textos suyos y él sobre los míos. Lo sentí amigo y alguna vez le pregunté sobre esas evocaciones suyas del Túnel, la vida después de la Muerte como un proceso que describió en el poema «Evaluciones». Aprecié sus lindas percepciones de lo femenino, el amor, la paz. Habría sido una experiencia dulce y consoladora conocer a un hombre como él. Alguna vez le dije que escribí un libro, de casi 300 páginas [«YO SOY LA MUERTE»] para festejar la vida porque creí que me iba ya (soy sobreviviente de cáncer} y escribí mi «(el)Libro de la amistad y el amor», como si fuera un epitafio para mi propia vida y una despedida dejada a mis amigos, los que nacen de libros, los que me rodearon físicamente, los amigos virtuales... y qué deuda, Mario podía ser uno de ellos. Su obra tiene calidad, la que avalan los años porque él escribe desde la adolescencia. Eso lo confesó en el Club de Literatura: «Escribo desde adolescente. Tal vez por timidez nunca publiqué y desde hace tres o cuatro años comencé en internet»
En el próximo Sequoyah, incluiré textos suyos como homenaje. Me gustaría saber / leer / publicar / de quienes lo hayan conocido personalmente o de quienes tengan una especial percepción suya, datos biográficos, que quieran compartir. Quisiera que no fuera cierto que ha muerto.En espera,

Carlos López Dzur

Mario Horacio Aguilar

Mario Aguilar, porteño, reside en Buenos Aires. Técnico de sonido, trabajó durante muchos y relevantes años de su vida para el sello Odeón. Lector incansable desde pequeño, llegando a él plenamente los libros de Dickens y Salgari. Con exquisita formación musical dada por sus padres. Dedicó años de su rica existencia a los radioteatros en Buenos Aires, habiendo laborado en Radio Belgrano, entre otros medios de radiodifusión.Dentro de su actividad radial y cultural estuvo muy cercano a los grandes poetas del tango como Homero Expósito, Enrique Cadícamo, Ernesto Sábato, Héctor Marcó, quienes lo iniciaron el camino de la poesía.Entre los años del 59 al 63 llevó adelante un programa por LR4 Splendid, de poesías y canciones y boleros sobre la medianoche que se denominó "En la Quietud de la Noche".Lo conozco a través del foro literario: Muestrarios.

Hace un mes que nos dejó (aumentaría) y un día volverá a sonreir con nosotros, como lo hizo en este plano en el que felizmente lo conocimos. Tuvimos esa gracia, esa felicidad.

Julia del Prado (Perú)

La página en blanco!




















Cuánto silencio el de página en blanco…!
Suya es la quietud.., la inmensidad.. ,
la promesa insegura de la palabra…;
de algún trazo de crayón…
Inmutable me sugiere infinidad de planos..., de misterios!
Me tienta el dejarme caer dentro suyo.
Cambiar proyecciones por entre trazos borrados e ideas inconcretas! !
Navegar desde afuera por ese espacio tentador,
tal vez lleno de arrepentimientos,
de placeres, angustias, amores…, adioses y perdones!!!,
todos mezclados en el ordenado alboroto del imprevisto,
y la desordenada perfección del arrepentimiento o la disculpa!
Tal vez su interior contenga toda la sabiduría del pasado
colmado de errores impensados y aciertos repentinos!
La pregunta me inquieta!!
¿Como será por dentro!?
¿Transparente, diáfano? ¿Un oscuro infinito?
¿Y después.., ya dentro de él?
¿Hacia qué lado quedará el pasado!?

La hoja seguía allí, inmutable,
observando alguna arruga de mi frente..,
algún parpadeo imperceptible…
Desafiándome inanimadamente!

Desde algún recoveco del cerebro aparecieron otras imágenes,
¡de pronto!, ¡como si fuera natural!,
¡tan natural que no me di cuenta!

Desde la playa sonaba el mar apenas calmo a mis píes,
y hacia el horizonte!
Desde allí volvía hasta mí, alto…,
muy alto y transformado en cielo!
En él, el último barrilete de la tarde me decía adiós
con el moño anudado en su cola ondulante…!!!

…Miré hacia la hoja de papel.
Inquieta en mi mano, comenzó a repetirme todo esto!!



Mario Aguilar - Bs.As. - Argentina

Cuando llegue el tiempo.





Y llegarán después los adustos tonos del recogimiento!

(el inconformismo de los años que acumulan!)

Se parecerá a la Paz,

y solo será parte del silencio previo al definitivo adiós…

No habrá recogimiento…

Las oraciones también estarán ausentes de los labios

que no dirán adiós…!
Pudiera parecerse a un: gracias…!,

y la mano encontrará el punto de descanso.

La historia contada no será más que un testimonio.

Alguien elogiará al poema

y la memoria de su voz

rondará páginas de un libro!



Mario Aguilar - Oct. 2008 - Bs. As. Argentina

horaciomarioaguilar@yahoo.com.ar

skype: horacio.mario.aguilar







Hmaguilar

reclamo contra el poder ciego y la violencia

Cuando el sol se vista
con ropas de sangre,
y en la tarde alumbre
un lucero viejo,
hallarás, muchacho
de bombas y truenos,
tu vejez, insulsa…,
tu mensaje: muerto!

Cuando ya de tanto
gritarlas infamias,
gastada tu ronca
voz de mensajero,
halles que el encuentro
está en la partida
y que la exigencia
es solo un señuelo…

Cuando te descubras
tirado del tedio, que el odio de otros
descargó en tu pecho,
y tus arrugadas
palmas, tus banderas,
sean solo efigie
de tu joven sueño…

Cuando por tus luchas,
las luchas de otros
que tampoco saben
la verdad del tiempo,
ruede con tus huesos
y sean palabras,
y en un grueso tomo
la historie un cuento…

Cuando de la magia
que contiene obscura
guardada en su vida
el hondo universo;
descubras sus pautas,
conozcas el cerco,
y te le aproximes,
sepas su misterio…

Verás que tan simple
era la salida…,
que tantos esfuerzos
fueron tu quebranto!
Que sin tanto odio,
sin tanta ignorancia
ganabas la meta
y ahorrabas camino!


Hallarás la luces
que alumbras "de veras".
La palabra justa.
La verdad completa.
Y menos errados
llevando tus culpas!
Y menos mentiras
e ideales falsos!

Porque te forjaste,
tal como planearon,
esos que de alguna
manera conocen
el cíclico rumbo,
de ayer, de mañana,
de todos los tiempos,
de todos los mundos..!

Porque tu cavilas
aquello que siempre
se te publicita
de tantas maneras
que parece cierto, y es solo espejismo!!
La vida es desierta
y el hombre es arena…!

Cuando el sol se vista
con ropas de sangre,
y tú entre las jibas
de un tosco camello,
te despiertes, veas,
el simún soplando,
como a multitudes
a los quietos médanos

Intuirás un nombre
y hallarás la cifra
que contiene todos,
todos, los misterios…
Y entonces muchacho
de bombas y truenos,
verás la simpleza
de nueve misterios,

en la sombra rala
de tu pensamiento
y en los tantos golpes
de tu sueño terco…!

may 71

Mario Aguilar

¡Cuánta tristeza..!

¡Cuánta tristeza..!

¡Cuánta tristeza..., mi tristeza…!
La del tiempo roto..; del amor herido…!
Cuanta lágrima perdida, en cuantos llantos..,
y cuanta pena regando tanta herida…!!
Me hace falta la plata de tu nombre…!
El borde de tu labio erguido en tu sonrisa…!
Cuanto amor.., de amor que no te he dicho
(que guardaste callada en tus mejillas..!!)
Que alboroto de besos detenidos
en, no sé qué razón.., de cuál motivo..!
¿Donde está la piedad!!
¿En qué frente su mano suave apoya
dispersando nieblas y rencores..,
y las negras palabras del olvido…!
Mi tristeza: tiempo roto…, amor herido…!
Lágrima que rueda entre sollozos
hasta su corazón, tan dolorido,
tráeme de nuevo su sonrisa…,
la magia de sus formas..,
mi vida en su caricia…!


Mario Horacio Aguilar

Ya no importa!

No me importa cuando vengas,
ni que hagas, negra muerte
de los negros vientos!
No me importa!! Otra vez para ti
será nuevo fracaso!!
Ven, ingresa! Acampa donde quieras;
donde te plazca, esparce oscura,
tu inútil negra sombra!
He fabricado luz, en mi camino, hasta allí,
hasta donde espera paciente mi destino!
Serás tan solo, lo último que hagas,
¿lo anterior?, ya todo lo he hecho yo..!
Tu serás solo una puerta que has cerrado
y que ya nadie, ni tu, podrá volver a abrir
Todo lo demás, ¡óyelo bién!,
estará como siempre y hasta hoy ha sido:
Lo que fui.., lo que hice.., y lo que quise…!
Fíjate, hasta decidí dejarte entrar,
solo para que por mí cierres la puerta!

Mario Aguilar

(Díganmé si esto es así!! Si está bién)

Dúo de teléfono y mujer

Dúo de teléfono y mujer


Y, allá..: tu voz.., tu sonido…,
tu perfume que no huelo,
tus ojos que me prohíbo imaginar
en tu sonora risa,
en tu palabra sugerente
a través de tus labios…!
Aquí, solo el latido de mis venas,
de la sangre que por ellas corre,
que también te imagina…!
Mis manos que recorren tu silueta
y no hallan el temblor de tu deseo,
y que trunca ese sueño varonil de mi deseo…
Cuantas ganas de empatarte tu risa con la mía
de quedarme detenido en la misma comisura
de tus labios, de sentir entre mis manos,
a tus manos que detienen la caricia urgente
profunda, efervescente de nuestro anhelo..!
Y tu allí..., del otro lado.., de ese lado,
silente a veces, incorpóreo en la mente
que te crea paso a paso de mis pasos
caminando lentamente a tu lado;
que quisieran detenerte en una sombra
y besarte, besarte con fervor y tiernamente,
hasta el último temblor de tus espasmos
y en el abandono final de la mujer,
de esa mujer que solo oigo,
que solo intuyo, que me imagino allí,
en el extremo final de mi teléfono!


Mario Aguilar

domingo, 1 de noviembre de 2009

Quizás sea un sueño














Quizás sea un sueño.
una dulce y fugaz utopía.
Pero si en la vida confías
puede tornarse realidad.

Un soplo de confianza
daremos , al unísono.
Seremos dos en uno
llevamos la esperanza.

Haremos en nuestras vidas
nacer el sol en la alborada.
Mirándola muy juntos
y devendrás mi amada.

Oscar Néstor Galante
La PLata, Argentina.

Te dejé pasar













Te dejé pasar. sin darme cuenta.
estaba absorto en la existencia.
Al amor lo perdí como se tienta
al frenesí, sin poseer paciencia.

Eras y sos una estrella fugaz,
con tu paso sutil y delicioso.
Mi decisión , abrupta y mordaz,
rompió ese amor tan melodioso.

Entonces echando por el viento,
un coro de arpegios pretenciosos,
me arrepentí, rapaz, sin argumento.

Por el pecado cometido en el momento,
me quedé solo y silencioso,
siendo así como un débil lamento.


Oscar Néstor Galante

Ven a mi lado mujer
















Sabes que no concibo verte triste.
No puedo soportar ver en tu cara
ese rictus que asoma y que ofreciste
ayer como una sonrisa así tan rara.
Tu rostro pleno de pesadumbre
es sin embargo para mí tan bello.
No logro evitar que siempre alumbre
desde el magnífico emitir de tu destello.
Ven mujer y siéntate a mi lado
y ofréceme tus veleidosos mimos.
Anhelo beber tu miel con desenfado
de tus uvas generosas en racimos.
Debo sentir tus golondrinas pectorales
agitarse encrespadas en mi pecho
al aumentar los deseos pasionales
y concentrarlos bajo el mismo techo.


Oscar Néstor Galante

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed