martes, 3 de noviembre de 2009

Dúo de teléfono y mujer

Dúo de teléfono y mujer


Y, allá..: tu voz.., tu sonido…,
tu perfume que no huelo,
tus ojos que me prohíbo imaginar
en tu sonora risa,
en tu palabra sugerente
a través de tus labios…!
Aquí, solo el latido de mis venas,
de la sangre que por ellas corre,
que también te imagina…!
Mis manos que recorren tu silueta
y no hallan el temblor de tu deseo,
y que trunca ese sueño varonil de mi deseo…
Cuantas ganas de empatarte tu risa con la mía
de quedarme detenido en la misma comisura
de tus labios, de sentir entre mis manos,
a tus manos que detienen la caricia urgente
profunda, efervescente de nuestro anhelo..!
Y tu allí..., del otro lado.., de ese lado,
silente a veces, incorpóreo en la mente
que te crea paso a paso de mis pasos
caminando lentamente a tu lado;
que quisieran detenerte en una sombra
y besarte, besarte con fervor y tiernamente,
hasta el último temblor de tus espasmos
y en el abandono final de la mujer,
de esa mujer que solo oigo,
que solo intuyo, que me imagino allí,
en el extremo final de mi teléfono!


Mario Aguilar

No hay comentarios:

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed