miércoles, 27 de enero de 2010

De Entre Soles y Sombras - Gustavo Tissoco

Dedicado a los indígenas del norte de mi país
I
Alacrán conquistador soy.
Tengo en mis manos sangre
de mestizos y cóndores.
Cambié collares de cuentas
por suelos e hidalguías.
Me nutre ahora una soledad de valles
en cuyos ríos corren lágrimas.
Entre cardones habita el brujo indio
que aún no olvida ni perdona.
¿Quién era el salvaje?
Soy alacrán,
así me condenaron mis ancestros
-asesinos españoles-.
¿Bastará pedir perdón
para ser un poco tierra,
para ser de nuevo sol y paloma?

II
Develar el misterio
de vivir sin tregua...
He visto codornices en los cabellos,
manos de barro entre grietas y duendes,
vi ríos de sangre, descubrí gritos en el aire,
acaricié fantasmas que percibí en mí.
Supe del espanto de la pobreza,
pero conocí ricos que no tenían pan
afortunados de pies descalzos,
grandes desde su ínfima esencia bravía.
Me sumergí entre piedras
en la historia de un pueblo, que es el mío,
brotaron lágrimas de mis ojos
en el bautismo de un cielo inquisidor.
Retorno hoy a mi morada, pero no soy el de ayer,
traigo iras que no tenía,
secretos descubiertos que nunca intuí,
traigo vergüenza, traigo perdones.
Develar el misterio
de vivir sin tregua,
ser más que raza simple humano,
plagar mis versos de denuncias,
en este incipiente anhelo, ser montaña.

2 comentarios:

Anneka dijo...

Mi querido Gustavo, "ser más que raza, humano" y ¡qué difícil para tantos!!! Pero acaso humano o condición humana implique, por desgracia y necesariamente el ansia de poder, el ansia de someter, el ansia de guerrear, el ansia de matar y es difícil el llegar a saber i lo propiamente humano es amable.
Fantástico poema que me lleva a reflexionar y a tratar de despejar tantas nubes que opacan y esconden la luz que nos salvaría. Y ya uisiera pensar que hay humanos que no son alacranes, ya quisiera.
Felicitaciones por este texto completo y con mi abrazo siempre. Long-Ohni

Maria Fischinger dijo...

Anneka
Que gusto ver tu huella en el fantastico poema de Gustavo.
Un abrazo
Maria

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed