lunes, 15 de febrero de 2010

O T O Ñ O



















Por : Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
Entre verso y verso
brota el mustio otoño
perfumando de nostalgia
las horas solitarias...
Estación de blanca luna,
sedienta del alba de oro;
las hojas se desprenden
y vuelan con el viento,
como cartas sin respuesta
que navegan entre lágrimas
hasta perderse en el olvido.
Son caminos ausentes de pasos,
huellas que los años borran;
jirones más que senderos,
aves que fingen trinos
sobre las ramas desiertas
que el tiempo desnudó.
Manos que dejan de sembrar,
tardes de incontables rosarios,
labios que musitan plegarias,
ríos de suspiros que van al mar;
procesión de viejas barcas
que llevan amores eternos
sin boleto de retorno,
ni puertos donde anclar.
Otoño:
Deja que sueñe otra vez
bajo el árbol milenario del recuerdo;
ven, y despierta el ayer dormido
con la caricia de la brisa,
que la Luna aguarda,
la llegada del Sol.
Usgor, 29 AGO 96

No hay comentarios:

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed