jueves, 24 de septiembre de 2009

ULTIMA CALLE

Deambular por la última calle del poniente,

el sol rasante apenas, vestigios, casi sombra

de la sombra de robles de nuevo deshojados;

andar camino abajo con tantas soledades,

una niebla de ausencias que oculta el horizonte

tras la cresta de zarzas, de espinos y de abrojos.



Es la memoria, cree, una especie de muerte,

la salmodia del tiempo, de las horas deshechas

a la oración rendidas con su carga de lutos.



Expuesto a la intemperie, casi ajado, mi sueño,

soldado voluntario de lo tanto perdido,

se pierde en laberintos de supuestas salidas,

tan terco y tan callado como agosto en agosto

y se sueña consigo para no caer muerto.


Long Ohni

No hay comentarios:

Para Maria. De su blog


Si me envías al trabajo, linda dama,
no me esperes que llegue hasta tu puerta,
pues mis huesos alarma dan de alerta
y mejor estoy dormido en blanda cama.
Tu me pones de Muestrario caballero,
y muy digno de tu afán pongo mi arte,
para al fin a tu gloria desearte,
un saludo prolongado de sombrero.
Tu Maria, eres buena a mi estandarte,
y sin nada que turbase nuestra vida,
yo te tengo por amiga muy querida.
Este verso me sale de mi alma
y lo mando a tu buzón, con la alegria,
de tenerte en Eslovenia, a ti Maria.
Si alguna vez voy, te busco.

EMILIO MEDINA MUÑOZ

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed